Reseña: One Piece Burning Blood

El pasado 31 de mayo Bandai Namco lanzó el esperado One Piece: Burning Blood para latinoamérica y hoy les contamos nuestra experiencia con el más reciente juego basado en el exitoso manga de Eiichiro Oda.

One Piece: Burning Blood, título desarrollado por Spike Chunsoft (J-Stars Victory VS), de arranque deja en claro sus intenciones por captar la atención del fanático de la franquicia y hacerlo revivir una de las sagas más impactantes de la popular serie: el arco de Marineford. Es así que contaremos con el reparto original en las voces del juego – incluido el narrador -, imágenes de los momentos más resaltantes de la saga, una gran cantidad de personajes y, sobretodo, un acabado que hace ver al juego como si fuera un manga.

One Piece Burning Blood

Este título nos ofrece diversos modos que buscarán mejorar nuestra experiencia de juego. Es así que podremos disfrutar del modo historia al jugar la “Guerra Suprema”, afrontar diversos retos por Bellis (dinero que podremos usar para comprar personajes) en el modo “Se Busca” e interactuar con jugadores de diferentes partes del mundo en una guerra de facciones con la “Batalla Bandera Pirata”.

One Piece Burning Blood

Tal como hemos dicho los diferentes modos de juego le dan cierto atractivo a Burning Blood, el único punto en contra es que el modo historia es demasiado corto (“Guerra Suprema” sólo adaptará el arco de Marine Ford). Si bien podremos jugar desde el punto de vista de Luffy, Barbablanca, Ace y Akainu, la verdad es que el juego pudo haberse extendido más.

One Piece Burning Blood

Un punto a destacar es que, pese a estar basado en sólo un arco de la serie, One Piece: Burning Blood nos ofrece una gran gama de personajes incluyendo a algunos que han aparecido posteriormente. Es así que contaremos con los “Sombrero de Paja” luego del salto de 2 años, 3 supernovas,  y los protagonistas del Arco de Dressrosa. ¡Más de 40 luchadores, sin contar con los personajes de soporte!

One Piece Burning Blood

 

Alejado del estilo hack’n slash aventurero del recordado Pirate Warriors,  Burning Blood se presenta como un dinámico videojuego de peleas que nos permite movernos libremente por los diferentes escenarios para ejecutar una gran gama de ataques. Si tuviéramos que compararlo con algún título conocido, podríamos decir que su dinámica se asemeja a lo visto en Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 4 o Saint Seiya: Soldier’s Soul.

One Piece Burning Blood

La dificultad para realizar los diferentes tipos de ataques (incluido los finishers) es prácticamente nula. Contaremos con un botón de golpes débiles, otro para golpes fuertes (demoran un poco más) y uno que nos permitirá realizar diferentes ataques especiales. A todo esto hay que sumarle la posibilidad de realizar transformaciones y finishers haciendo uso de la energía almacenada en la barra especial.

Entonces, ¿dónde está el reto? El reto estará en saber cuando realizar los combos y cómo evitar las contras. La dinámica de lucha es tan intensa que es fácil perderte en el ritmo de juego del oponente si es que te descuidas. Cabe resaltar que Burning Blood nos permite hacer diferentes tipos de movidas para desorientar al rival, desde relevos dinámicos hasta uso de habilidades especiales.

https://youtu.be/TYpTTkmVOrk

Definitivamente One Piece: Burning Blood se presenta como un título de peleas entretenido, el cual los fanáticos del anime no querrán perderse.

 

Reviews

  • JUGABILIDAD8
  • GRÁFICOS9
  • MÚSICA7
  • INTERFAZ8
  • DIVERSIÓN9
  • 8.2

    Score

    ¡Entretenido! Burning Blood es una agradable muestra del futuro de One Piece en los títulos de pelea (para la próxima vez adapten más arcos).



Un espectacular prospecto de friky