Nicole Kidman Cuenta Sobre su Entrenamiento para la Película Destrucción

El jueves 28 llega “Destrucción” (Destroyer) la nueva película de acción con Nicole Kidman y en donde veremos un cambio radical en su look, ya que interpreta a una dura policía californiana que arrastra un pasado con errores.

La película nos cuenta como Erin Bell, detective de la policía de Los Ángeles, se infiltró en una banda de atracadores, pero su misión terminó de forma trágica.                                                                                                                                  Diecisiete años después, Erin es una mujer destruida y aislada que intenta reanudar la relación con su hija, a la que no ha visto en tiempo, pero la chica le rechaza. Cuando el jefe de la antigua banda reaparece, Erin retoma la investigación para intentar entender las circunstancias que llevaron al drama, para calmar a sus demonios internos y para arreglar cuentas con su pasado.

Para interpretar esta historia, Kidman tuvo que aprender a disparar y a llevar armas de fuego con la mayor naturalidad, y también a comportarse como alguien que es a la vez depredador y presa: “Mi personaje –ha dicho– ve el mundo como un ser permanentemente amenazado que en todo momento debe saber si tiene que atacar o protegerse”.

Al parecer, el hecho de que una mujer hermosa como Kidman se preste, a los 51 años a interpretar un papel en el que aparece desalineada es ya algo que cuenta a la hora de juzgar su trabajo; al menos eso es lo que creen muchos entendidos que han centrado sus críticas en la capacidad de Nicole Kidman para cambiar su aspecto físico.

 



Editor General en kanchape y podcaster en El Langoy