Comenzó el US Open: Rama Femenina

El último torneo de tenis más importante del año empezó hoy causando expectativa a nivel mundial, sobre todo en los seguidores del tenis femenino (ya que es recién en los Grand Slam cuando las jugadoras de la WTA tienen la cobertura que merecen). Ya en un post anterior hablamos de la rama masculina y de sus posibles sorpresas, es por eso que esta vez nos centraremos netamente en la rama femenina.

Una de las principales bajas en este torneo es la ausencia de Victoria Azarenka, ya que la bielorrusa está en medio de una pelea legal por la custodia de su primogénito y decidió priorizar este tema, que en realidad es algo totalmente entendible. Otras jugadoras de renombre que tampoco podrán estar en el presente torneo son la local Serena Williams (embarazo) y Samantha Stosur (lesión de muñeca).

Victoria Azarenka, quién este año no podrá participar en el torneo por un problema legal

 

Por otro lado, tenemos que resalta la participación de María Sharapova en el torneo, ya una vez cumplido el castigo que le fue impuesto por dar positivo en una sustancia prohibida por la WTA. Lo curioso de este caso es que “Masha” fue invitada al torneo con una “wild card”, y en primera ronda chocará con Simona Halep, actual n°2 del mundo.

Dentro de las sorpresas que podrían surgir en esta rama, salen nombres como: Johanna Konta, Jelena OstapenkoKristina Mladenovic y Madison Keys. Esta última contará con el apoyo del público, que siempre juega un papel importante en cuanto al estado anímico de los jugadores, sobre todo en todo en este tipo de torneos.

A diferencia de la rama masculina, en esta rama si podrá estar la campeona defensora, la alemana Angelique Kerber. Como mencioné al inicio del post, el tenis femenino no tiene mucha cobertura a lo largo del año, solo en los Grand Slams,  y es en estos torneos donde podemos los seguidores de esta rama estamos atentos a las nuevas jugadoras que próximamente estarían en la cima del ranking. Vale la pena prestar especial atención a esta rama.

 



Gestora Social de profesión, escritora por diversión y sportlover por pasión. ¿Mi tarde perfecta? maratonear en Netflix o descubrir nuevos sonidos musicales, sobre todo de la escena local peruana.