Shailene Woodley interpreta uno de sus papeles más difíciles en la Película “A la Deriva”

En octubre de 2016, Shailene Woodley no estaba prestando mucha atención a sus emails de trabajo. La devota ambientalista se había ido a protestar contra el ducto petrolero Dakota Access Pipeline y había sido arrestada en el proceso. Le pasaron un correo de unos viejos amigos hawaianos sobre un proyecto basado en la historia de supervivencia de una mujer de 23 años en 1983. A la Deriva llega el jueves 9 de agosto

Shailene Woodley stars in ADRIFT Courtesy of STXfilms

Tomó un mes que el guion llegara a las manos de Woodley, quien recuerda que lloró al leer la historia de Tami Oldham y Richard Sharp, una joven pareja que se aventuró a navegar en un barco de vela de Tahití a San Diego cuando un huracán casi destruye su nave y los puso irrevocablemente a la deriva. “Le llamé a mis amigos de inmediato y le dije, ‘lo que tenga que hacer para filmar esta película por favor, por favor, déjenme ser parte de ella’”, dijo Woodley.

Era exactamente el tipo de proyecto que la actriz de entonces 24 años estaba buscando. Era una historia de amor y supervivencia, de trabajar con la naturaleza, y bajo la dirección del ambicioso cineasta islandés, Baltasar Kormakur, se convertiría en una de sus experiencias más salvajes ante las cámaras.

A lo largo del tiempo hubo muchas posibles “Tamis”, incluyendo a Jodie Foster y Kate Hudson, pero había presupuesto para la película, hasta que los hermanos guionistas Aaron y Jordan Kandell la contactaron hace unos seis años y para su sorpresa las cosas empezaron a ocurrir.

Woodley se apuntó para interpretar a Tami (“una chica de la costa oeste”, dijo Oldham, “puedo sentir su vibra”) y a Sam Claflin para el de Richard, cuyo casting es “asombroso… desde su acento hasta sus juegos y su humor” mencionó el director. Kormakur coincidió en que Woodley tenía ese tipo de “espíritu libre y amor por la naturaleza” difíciles de imitar, pero también elogió su honradez emocional.

Para Woodley lo hermoso sobre esta película es que es la historia de supervivencia de una mujer que aprende a trabajar con la naturaleza para sobrevivir.

Su pasión por el proyecto fue tal que la llevó a hacer muchas cosas para el filme, tantas que eventualmente le dieron un crédito como productora.

“Se convirtió en algo más que yo peleando por mi personaje como actriz, se trataba de luchar por la integridad de todo el proyecto de principio a fin”, dijo Woodley. “Era una oportunidad única en la vida. Es algo que por más que trate de explicar con palabras la experiencia, nunca podré encapsular por completo la emoción y los sentimientos que tuvimos cuando estuvimos ahí afuera. Simplemente algo sucede cuando pasas tanto tiempo con la madre naturaleza”.

Sam Claflin and Shailene Woodley star in ADRIFT
Courtesy of STXfilms



Editor General en kanchape y podcaster en El Langoy


Gravityscan Badge