Roger Waters presentó su show “Us + Them” en Lima

Roger Waters Pink Floyd concierto lima peru estadio monumental us and them

El sábado 17 de noviembre de 2018, los fanáticos de Pink Floyd presenciamos un momento histórico. Vimos el regreso de uno de los músicos más grandes de todos los tiempos, uno de los fundadores y genios detrás de la mítica banda, el gran Roger Waters. El músico británico regresó al Perú después de 11 años y fuimos afortunados al disfrutar de un show que cumplió con lo que ofrecía: “romper todos los sentidos”.

Hablemos primero de la puesta en escena. La pantalla era descomunal, iba de lado a lado del Estadio Monumental, con una calidad visual impresionante y un tamaño imponente. Algo nunca antes visto en nuestro país. El despliegue de videos, láseres, inflables, chimeneas humeantes, pirotécnicos y efectos de sonido envolventes mantuvieron al público en constante éxtasis y fueron fundamentales para lograr esta fuerte conexión. Así, el show rompió los límites de la música y se convirtió en una experiencia multimedia de primerísimo nivel que dejó sin aliento a miles de peruanos.

Waters presentó una selección de 21 temas, cuatro de ellos de su última producción solista y los 17 restantes representando 5 álbumes de Pink Floyd. Así pudimos escuchar canciones como “One Of These Days” del “Meddle”, hasta “Two Suns in the Sunset” del “The Final Cut”.

Como buen británico, Waters inició su show puntual. A las 9 de la noche, las luces se apagaron en el Monumental y el primer video empezó a verse en la descomunal pantalla. Aproximadamente 20 minutos después se escucharon los efectos de sonido que dan inicio al “Dark Side of The Moon” y en instantes estuvimos coreando la primera canción de la noche, “Breathe”. De esta manera, inició la primera mitad del show que nos presentaría canciones como “Time/Breathe (Reprise)”, donde escuchamos por primera vez al guitarrista Dave Kilminster ejecutar muy bien uno de los solos más representativos de Pink Floyd.

Roger Waters Pink Floyd concierto lima peru estadio monumental us and them Dave Kilminster

Dave Kilminster, primera guitarra de la banda de Roger Waters.

También escuchamos “The Great Gig in the Sky”, esta vez interpretada a dos voces por las coristas Holly Laessig y Jess Wolfe. Luego, fue el turno de “Welcome to the Machine” y una selección de tres temas de su último disco: “Déjà Vu”, “The Last Refugee” y “Picture That”. Posteriormente, un grupo de niños peruanos subieron al escenario para acompañar a los músicos en 3 temas de “The Wall”: “The Happiest Days of Our Lives” y las partes 2 y 3 de “Another Brick in the Wall”.

En el intermedio de 20 minutos, Waters usó la pantalla gigante para invitar al publico a resistir los gobiernos neo-fascistas, la contaminación, el asesinato de niños, la relación entre Iglesia y Estado, entre muchos otros. Poco después el Monumental retumbó y Battersea Power Station hizo su aparición en la pantalla gigante con chimeneas y cerdo incluido.

De esta manera, inició la segunda mitad del concierto, con la portada del “Animals” de escenario y con la banda tocando “Dogs” y “Pigs (Three Different Ones)”, ambas con mensajes en contra de los “Cerdos” y de Donald Trump. En esta parte, el cantante y guitarrista Jonathan Wilson acompañó a Kilminster tocando varios solos de guitarra en un perfecta sincronización. Algie, el gran cerdo inflable, apareció volando sobre el público y, luego de algunos minutos, este desapareció a manos de los mismos fanáticos.

“Money” y “Us And Them” fueron las siguientes en sonar con la destacada participación del saxofonista Ian Ritchie, antiguo colaborador de Waters desde la época de su disco “Radio K.A.O.S.”. Le siguió “Smell the Roses”, “Brain Damage” y “Eclipse”. En esta última canción, se formó un gran prisma encima de la zona “Us + Them”, iluminando el espacio con láseres multicolores sacados de la portada del legendario “Dark Side of the Moon”.

Roger Waters Pink Floyd concierto lima peru estadio monumental us and them

El antiguo bajista de Pink Floyd se tomó unos minutos para recordar su primera visita al Perú, un regalo especial que guarda de un fanático peruano y expresó su rechazo a la corrupción en nuestro país. Luego de esto, tocó “Two Suns in the Sunset”; y concluyó más de dos horas de show con “Comfortably Numb”. Así, Waters se despidió del Perú una vez más dejando a todos los asistentes extasiados con un show monumental.

Sin embargo, no faltaron las quejas a la organización del evento. Muchos asistentes criticaron las largas colas y complicados accesos para el ingreso al estadio. Las largas filas que no avanzaban incomodaron a los asistentes que les tomó aproximadamente 30 minutos en ingresar y ocupar su zona destinada. El merchandising fue otro punto de crítica, con productos de baja calidad a altos precios.

Hubo mucha expectativa entre el público por la frase “Fujimori Nunca Más”. El músico británico afirmó a RPP que iba a colocar esa frase en su concierto. Afirmación que se volvió trending topic en Twitter y que generó la reacción de figuras del fujimorismo. Sin embargo, la frase no formó parte del concierto y, aunque se especula que hubo presión política de parte del fujimorismo, no hay información clara al respecto. Solo queda especular.