Reseña: Segunda Temporada de Iron Fist

ADVERTENCIA: Esta reseña incluirá SPOILERS, están advertidos.

La serie trata sobre Danny Rand/Iron Fist, un multimillonario monje-budista y experto en artes marciales y kung-fu con la posibilidad de invocar el poder del Puño de Hierro.

La trama continua donde termina la primera temporada, Joy Meachum y Davos se juntan para acabar con el Iron Fist, los dos por motivos de venganza. El segundo quiere quitarle los poderes, por que no lo considera digno al no haber protegido K’un-Lun, y la primera por haberle ocultado que su padre estaba vivo y haber puesto su vida de cabeza.  Danny Rand intentará detenerlos con la ayuda de Colleen Wing y Misty Knight.

Primero lo obvio, esta segunda temporada de Iron Fist es mucho mejor que la primera. El argumento, las coreografías y sobre todo los personajes (bueno… algunos) son mucho más sólidos. Uno de los mayores problemas de la primera temporada era el personaje principal, Danny Rand. Se intentó caracterizarlo como inocente y como un desadaptado del mundo moderno, pero se percibía más como un chibolo caprichoso al que daban ganas de darle un lapo en la cabeza. Ahora se siente a un Danny menos emocional, que trata de tomar decisiones racionales. Teniendo esto en consideración lo malo del personaje es que los guionistas lo han diluido tanto, que al quitarle su halo de niño mimado se fueron al extremo y lo han convertido en un personaje muy simplón.

Joy y Ward Meachum ha sido lo mejor de esta temporada. Podemos ver el desarrollo de estos dos personajes: Ward tratando de ir por un camino más sólido, salir de la adicción yendo a reuniones de NA (Narcóticos Anónimos) y reconectar con su hermana. Lo vemos luchando por no ser tan desgraciado, pero conservando un sentido del humor sarcástico y negro. Definitivamente es el más desarrollado e interesante personaje de la serie. Joy reaparece solo porque pretende vengarse de Danny, pero también quiere desconectarse de su hermano y de la Corporación Rand. Y sí, puede que se la considere muy “malvada”, pero no se siente que esta característica rompa con su personalidad. Al igual que su hermano, tiene un sentido del humor que es de lo mejor que han hecho los guionistas.

Ward Meachum (Tom Pelphrey) y Danny Rand (Finn Jones)

 

En esta temporada aparecen dos nuevos personajes: Mary Walker y Bethany. Apenas aparece la primera es muy obvio que va ser conflictiva. El personaje de Mary se siente muy forzado y el de Walker un poco sobreactuado (el personaje tiene trastorno de identidad disociativo, por eso hay que tener en cuenta que son dos personajes en uno solo Mary y Walker). Bethany por otro lado es la madrina en NA y amante de Ward. Más allá de empujar al personaje de Meachum a desarrollarse, Bethany no tiene mayor relevancia (está embarazada, y se puede decir que es otra motivación para el personaje de Ward).

Colleen y Misty hacen un duo power: si bien los personajes no cambian mucho, se siente la química de compañerismo que hay entre las dos. Son personajes sólidos y fuertes.

Misty Knight (Simone Missick) y Colleen Wing (Jessica Henwick)

 

Una de las mejores partes de la serie es la coreografía, la cual se han basado en las peleas típicas de Kung-Fu de los años 70, y se nota que los actores le han puesto bastante punche.  La cámara no está vibrando constantemente, como se puede ver en muchas películas hollywoodenses, y se pueden observar las peleas fluidamente.

Si bien la serie es entretenida, hay partes que son bien WTF como esa larga escena de Joy tratando de convencer a Walker que le diga quién le dio las fotos a Danny, o cuando Davos tiene sexo con la coleccionista de artículos históricos (cringe).

Al final vemos como Collen y Danny aprenden a traspasar sus poderes a una katana y pistola/balas, respectivamente. Otro momento WTF, pero mi primera impresión fue: ¡Wow que bacaaaaan! Y mi gringa interna grito ¡fak yes! Ya después me pregunté: ¿no será este nuevo poder sacado un poco de los pelos? ¿la gracia de Iron Fist no es, como su nombre lo dice, el fist (puño)? Y con ese final podemos suponer que habrá otra temporada o aparecerá en otra seria, como The Defenders, para explicar cómo obtienen este poder y qué pasa en esos meses de ausencia.

Veremos cómo la serie se entrelaza con las otras series del Universo Cinematográfico Marvel (UCM), sobre todo con la próxima temporada a estrenarse de Daredevil.

La serie se encuentra disponible en Netflix, y cuenta con 10 episodios.

 

 




Gravityscan Badge